Buscar

Cardano y la expansión de la blockchain en África

POR Lic. Diego Luciano Mazzella[i]


Fuente: Africa.Tech.Insight


Seguramente algunas personas que andan interesadas en el mundo cripto habrán escuchado alguna vez que Cardano es una criptomoneda con un proyecto positivo, más aún cuando se la compara con otros tokens que tienen únicamente finalidad especulativa o que son simplemente “meme-coins” o “shitcoins” (monedas basura, coloquialmente). Pues en la jungla de las criptomonedas –universo en expansión– se sabe que son pocas las que han llegado para promover innovación, desarrollos financieros descentralizados, protocolos de certificaciones de contratos u otras innovaciones amparándose en la tecnología blockchain. Podríamos decir que Cardano se ha ganado un lugar entre los grandes proyectos, por lo que quisiera comentarles un poco acerca del trabajo tecnológico que esta empresa está desarrollando en África.

Pero antes, para los que no están mucho en tema, hablaremos un poco de qué es Cardano. Cardano es una blockchain de código abierto creado por Charles Hoskinson, uno de los cofundadores de Ethereum (ETH). Su innovador proyecto vio la luz por primera vez después de una Oferta Inicial de Monedas (ICO) con la que logró recaudar 62 millones de dólares. La criptomoneda ADA apareció en 2017, y casi de inmediato se alzó como uno de los rivales a tener en cuenta por Ethereum. Aunque ADA es menos conocido y tiene considerablemente menor volumen de mercado que Ethereum, el proyecto cuenta con un gran apoyo por su enfoque humanitario y de desarrollo que lo diferencia de proyectos meramente especulativos.

El proyecto Cardano se apoya en tres pilares: su token (o criptomoneda) ADA, la capacidad de ofrecer contratos inteligentes y su amplio espectro de desarrollo de aplicaciones descentralizadas sobre su red. Por ello, hoy por hoy, Cardano figura entre las seis principales criptomonedas con mayor capitalización de mercado. Su objetivo es pasar a formar parte de la tercera generación de criptomonedas, corrigiendo las limitaciones de las anteriores en aspectos tales como lenta velocidad de procesamiento, ausencia de flexibilidad o incluso falta de innovación.

Su creador, Charles Hoskinson, fundó Input Output Hong Kong (IOHK), una empresa de ingeniería de blockchain establecida para garantizar el desarrollo continuo de Cardano y, en particular, para ayudar a su despliegue en África a través de desarrollos DeFi (finanzas descentralizadas). Finalmente, después del protocolo blockchain y la criptomoneda ADA, el proyecto Cardano creó una fundación a fin de respaldar su desarrollo en la economía colaborativa y en el sector humanitario.


La propuesta Blockchain a un continente en desarrollo acelerado


La Blockchain tiene mucho más que ofrecer que criptomonedas. A pesar de que éste es el uso más conocido y extendido en la actualidad, existen múltiples aplicaciones, brindando cada una de ellas un servicio orientado a diferentes necesidades. La descentralización y la seguridad de la red son ejemplos destacados. En particular, brindan contratos inteligentes además de tokens no fungibles (NFT), de los cuales hablaremos en futuras publicaciones.

Gracias al blockchain, también es posible almacenar documentos en una red descentralizada. Los mecanismos de consenso compartido y la capacidad de recuperar documentos digitales ofrecen una protección adicional contra las falsificaciones. Todo esto ofrece ventajas exclusivas a diferentes empresas y organizaciones de todo el mundo, y estos beneficios también se pueden utilizar con fines humanitarios, algo que fortalece la infraestructura en aquellos países en vías de desarrollo, tal como intentan hacer precisamente Cardano y otras instituciones.

En cuanto a acciones que afectan directamente el desarrollo económico, en abril de este año Cardano anunció una nueva asociación con World Mobile Group como parte de una iniciativa para llevar conectividad de Internet sostenible a los usuarios de Tanzania. El equipo anunció el proyecto durante el evento virtual “Cardano Africa Special“. Actualmente, más de 700 millones de habitantes en África –más de la mitad de la población– carece de conexión a Internet. La principal razón es que la mayoría de las redes móviles no han invertido en la infraestructura para expandirse hacia toda la población. Con esto en mente, el nuevo proyecto de Cardano busca “democratizar el acceso a los servicios digitales, financieros y sociales en África “, incluyendo el Internet. También, se anunció que los usuarios de World Mobile podrán aprovechar la cadena de bloques de Cardano para crear identificaciones digitales verificables, obteniendo acceso a servicios como banca, salud y educación. Esta iniciativa se desplegará inicialmente en Zanzíbar y el área metropolitana de Tanzania, en África Occidental.

En esta alianza, las empresas “tienen como objetivo brindar conectividad a Internet sostenible utilizando energía renovable alimentada por energía solar”. Para ello, proporcionarán nodos de red asequibles, basados ​​en la infraestructura de Cardano, a los propietarios de empresas locales. Estos nodos de red actúan como retransmisores locales para la conectividad a Internet.

El CEO de IOHK y fundador de Cardano, Charles Hoskinson, aplaudió el acuerdo y destacó que representaba una parte del “compromiso a largo plazo de su empresa con el continente africano“. Hoskinson también comentó que la falta de inversión en infraestructura podría funcionar a favor de la adopción Blockchain para los países africanos.

Después de haber desarrollado una red blockchain y una de las criptomonedas más importantes, Cardano pretende llevar al mismo tiempo su tecnología a organizaciones humanitarias que operan en el continente africano. En la actualidad, son muchas las diversas iniciativas benéficas que cuentan con el apoyo de la Fundación Cardano. Pero, ¿cómo impacta esta aplicación tecnológica llevada adelante por Cardano?

Y es que sucede que en varios países del continente africano –por citar el caso que estamos estudiando– es casi imposible que las personas garanticen el cumplimiento de los contratos debido a problemas de corrupción o impagos financieros dentro del respectivo sistema político de cada país. Frente a estas circunstancias, la blockchain crea su propio mundo: no depende de ningún poder estatal o gubernamental, y también puede operar salvando las fronteras transnacionales, todo ello gracias a un sistema descentralizado. En teoría, cualquier persona en el mundo con una conexión a Internet puede usar la blockchain.

Por ejemplo, en Etiopía –uno de los primeros países donde Cardano pudo implementar con éxito una red blockchain– se dio el caso de que cinco millones de estudiantes, 3.500 escuelas y 750.000 profesores pudieron crear un documento identificativo y almacenarlo en una blockchain. Se trata de un documento de identidad no falsificable que además les permitiría registrar su nivel educativo. Sobre esto, declaró el ministro de educación de Etiopía, Getahun Mekuria: “Creemos que el blockchain ofrece una oportunidad crucial para poner fin a la exclusión digital y ampliar el acceso a la educación superior y el empleo”. Este uso de la blockchain resolverá el problema de los diplomas falsos, un grave problema en Etiopía, y abrirá las puertas para que los futuros estudiantes continúen su educación dentro y fuera del país.

A finales de marzo de 2021, la Fundación Cardano anunció que había asignado más de 500 millones de dólares a proyectos humanitarios dirigidos por la comunidad en la red Cardano. Esto rápidamente la convirtió en una de las plataformas de donación descentralizadas más grandes del mundo, una demostración de uno de los innegables beneficios del sector criptográfico y su impacto positivo en todo un continente. Tras el anuncio, le sucedieron otros 270 millones de dólares en donaciones adicionales a proyectos humanitarios. Organizaciones caritativas, como Save the Children, se convertirán en algunos de los principales beneficiarios de esta iniciativa.


Un acuerdo humanitario con Save the Children


En un comunicado de prensa de finales de abril de 2021, la Fundación Cardano anunció una nueva asociación, esta vez con la ONG Save the Children. Juntos, explorarán el uso potencial de Cardano y su criptomoneda ADA en el apoyo de iniciativas benéficas en África Oriental. La noticia se produjo durante la conferencia IOHK África, donde se reveló que Save the Children pronto incluiría una cadena de pagos que le permitirá recibir donaciones en ADA.

Mientras tanto, la Fundación Cardano, filial sin ánimo de lucro de la empresa matriz Cardano, estudiará dónde y cómo su tecnología blockchain podría ayudar a las misiones de Save the Children, especialmente aquellas vinculadas con su Hub Kumwe en Ruanda y las ONG asociadas. El Hub Kumwe, que significa “juntos” en kinyarwanda, es un centro de innovación que permite a Save the Children participar de manera más eficaz con los sectores tecnológicos y empresariales de la región. Aumenta el impacto de las ONG en la vida de los niños y sus familias en las áreas de educación, salud y seguridad.

La integración de una cadena de bloques en el sistema de Save the Children, que fue posible gracias a la cadena de pago AdaPay desarrollada por COTI, es un gran paso adelante. Es la primera vez que una organización internacional sin ánimo de lucro podrá recibir y guardar donaciones en ADA sin tener que convertirlas primero en moneda fiat u oficial. Este es un desarrollo significativo para el futuro de ADA como una criptomoneda plenamente operativa.

Con todo esto, Cardano no oculta sus ambiciosos planes de crecimiento en África ni su deseo de convertirse en la fuerza que impulse la digitalización descentralizada del continente. No obstante, aún restan muchos desafíos por afrontar. En primer lugar, requerirá la creación de alianzas sólidas con los actores locales; también destaca la necesidad de formar a los desarrolladores en la región para que puedan responder de manera efectiva a las necesidades del continente en materia de blockchain. Sea como sea, la economía africana está viviendo un potente proceso de crecimiento económico que contrasta con la calidad de su infraestructura y de su sistema financiero y bancario. La blockchain puede dar respuestas a muchos de estos desafíos y Cardano ha puesto toda su atención para capitalizar esta necesidad. Con el tiempo se verá el verdadero impacto de esta relación.

[i] El autor es politólogo, miembro del CEDI y del Instituto Internacional de Derechos Humanos, Capítulo Americano. Twitter: DiegoMazzella

99 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo