Buscar
  • CEDI

¿Cuál es el Plan en movilidad subterránea en la CABA?

Por equipo de movilidad y ambiente CEDI


Imagen propia donde se observa a un adulto mayor con movilidad reducida teniendo que acceder al subte línea A con riesgo de caerse por no existir acceso alternativo a la escalera.


Escuchamos constantemente al actual jefe de Gobierno de la ciudad más rica de la Argentina, Rodríguez Larreta, expresar como slogan de su campaña “presidencial” en contra del gobierno nacional, ¿Cuál es el plan?, necesitamos un plan; no obstante, como ya informamos en nuestro informe de movilidad urbana sostenible de los últimos 14 años en la Ciudad de Buenos Aires, el cual fue publicado en Pagina 12 en diciembre de 2021,[1] se refleja claramente que en CABA tener un Plan es solo materia discursiva.


Y también observando los acontecimientos recientes; vaciamiento y quiebra de la obra social de la Ciudad, la infraestructura edilicia desastrosa, la calidad de los alimentos en las escuelas públicas y las pasantías obligatorias sin relación a las currículas, la infraestructura hospitalaria y los salarios bajísimos en salud, y el vaciamiento y la nula cobertura de cargos de agentes jubilados en programas de Desarrollo Social, dejan en evidencia que después de casi 15 años de estar al frente de la administración de la Ciudad de Buenos Aires, no hay Plan concreto más que un Plan de blindaje comunicacional; nótese además que son sus propios y propias compañeras de partido político quienes dejan más que claro que los gastos del GCBA en pauta publicitaria y actividades especiales[2], como llaman ellos a los gastos de campaña que le permiten al jefe de gobierno y a su vice jefe y hoy diputado nacional, recorrer el país fuera del cronograma electoral establecido para todos los partidos, pautar en medios internacionales, nacionales, provinciales y municipales, en eventos deportivos, sobre ejecutar la partida correspondiente a pauta y publicidad son desorbitantes y desmedidos frente a los fondos necesarios para las obras del subte entre otros, gastando en publicidad por día, 19 millones de pesos en el año 2021, y 29 millones de pesos por día en lo que va del año 2022 como se detalla en el informe desarrollado por el observatorio del derecho a la ciudad[3], y así obtener una diferencia y posicionamiento circunstancial de cara a las próximas elecciones. Recuerden que los ricos no piden permiso ni cumplen las normas, aquí lo demuestran de manera clara.


Es en este marco, y considerando que los grandes medios se hacen eco de la novedad de que se realizarán obras en 20 estaciones de subte[4], luego de más de 10 años del traspaso del Subte a la órbita de la Ciudad de Buenos Aires mediante la creación por ley 4472 del año 2012 de SBASE, de gestionar la misma por casi 15 años; y que esta gestión se vanagloria de haber sido seleccionada como sede de la cumbre mundial de alcaldes C40 debido a su acción climática, queremos dejar en evidencia la nula acción contra el cambio climático en materia de movilidad urbana sostenible como lo detallamos en nuestro informe publicado en Pagina 12; y en particular, respecto al subte de Buenos Aires. En ese sentido, nos expresaremos respecto a la falta de coordinación en la combinación entre líneas del subte, y de obras básicas necesarias que no se han realizado para demostrar de manera concreta que realmente tienen un Plan en materia de movilidad urbana sostenible.


Así como en nuestro informe detallamos que el plan de movilidad en bicicleta en la ciudad solo atañe a la creación a paso lento de km de ciclovías y bicisendas, sin considerar infraestructura como guarderías o la intermodalidad con otros medios, en estos días salió a la luz que el GCBA ha destinado desde la privatización del sistema público de bicis a la empresa brasileña Tembici, enormes ganancias por la concesión del sistema Ecobici, sin esta cumplir los requisitos básicos de la misma, generando un enorme perjuicio a los usuarios y contribuyentes de la ciudad[5]. Y es del mismo modo que, en el caso del subterráneo de la Ciudad que se ha realizado una transferencia fenomenal de recursos de todos los contribuyentes a la empresa estatal SBASE y a la empresa privada del grupo Roggio, hoy denominada EMOVA, sin observar inversiones acordes luego de estar a cargo del subte por más de 29 años[6], demostrando de esta manera que efectivamente las políticas de movilidad en la ciudad son de alto impacto y bajo costo, relegando el subte a última instancia sin considerar los beneficios más que probados de ampliar la red, como se ha hecho en el mundo y en la región. Al fin y al cabo, la “transformación nunca arrancó”.


¿En qué sentido entendemos que la Ciudad no ha realizado las necesarias inversiones?, solo basta hacer uso de cualquiera de sus 6 líneas para observar la falta de accesos aptos para personas con movilidad reducida como lo demostramos en la primera imagen; madres o padres con cochecitos para sus bebes bajando o subiendo escaleras con el gran riesgo que eso representa a los bebes, ascensores fuera de uso, pasillos y andenes colapsados y con medidas mínimas para su transitabilidad, cartelería obsoleta y con nula tecnología, y también en el caso de la línea H, observamos una carencia de estrategia o un “plan” respecto a la conexión con la estación Sáenz de la línea ferroviaria Belgrano Sur debido a que los pasajeros deben caminar más de 4 cuadras entre las mismas desde que el GCBA modificó la traza original de esta línea de subte y no adelantó ni un metro de obra para que la estación cabecera sea debajo de la estación ferroviaria, como lo es en cualquier ciudad que tiene un plan.


Pero a la vez, quienes realizan una interconexión desde municipios aledaños del sur del área metropolitana se encuentran con dos problemáticas recurrentes en toda la ciudad; si llegan en vehículo automotor, conseguir un lugar de estacionamiento gratuito cerca de la estación Hospitales es sumamente complejo, y si llegan en bicicleta, sorteando vehículos, ya que no hay entre Lanús y la Ciudad de buenos aires ninguna ciclovía o puente para esta modalidad que cruce el riachuelo, no encontraran en esta estación de subte una guardería de bicis. Por último, los invitamos a lograr combinar dos líneas de subte en una estación de intercambio sin tener que correr, chocar personas, o adivinar cuando llega la formación de la otra línea. Así es cada día del usuario o usuaria del subte de la ciudad de Buenos Aires, antes orgullo de nuestra nación por ser el primero de la región, hoy dejado de lado frente a la mágica solución de la gestión que administra la ciudad, el famoso Metrobús.



Imagen propia donde se observa el caos generado en una estación de combinación.


Respecto a los dos últimos puntos que observamos, desde el equipo de ambiente y movilidad del Centro de Estudios para el Desarrollo Integral, presentamos dos breves propuestas. La primera, y como observaran en las subsiguientes imágenes, donde en el año 2014, Rodríguez Larreta comunicaba la novedad de carteles Led donde se indica el tiempo de demora de cada formación, hoy dichos carteles siguen en la mayoría de las estaciones, salvo aquellas que como se observa en la imagen, desde abril del 2022 cuentan con la nueva pantalla de TV; además de ser obsoletas, solo sirven para los usuarios dentro del andén, no obstante, como expresamos, quienes nos encontramos en la vía pública, nuestro hogar, el trabajo o en otro medio de transporte, debemos adivinar cuando llegaran las próximas formaciones.





¿Qué se requiere? Sencillamente partir de que el GCBA cree una APP donde uno pueda acceder a los horarios de las formaciones en tiempo real, hoy solo podrán encontrar la APP Subte BA, en la cual solo se accede al estado de las líneas e información sobre sus estaciones como podrán ver en las imágenes.


Asimismo, es necesaria cartelería y pantallas con nueva tecnología e información clara en la vía pública, en los accesos de las estaciones y en los pasillos de las estaciones de intercambio, donde los y las usuarias puedan planificar su tiempo de viaje, logrando así una movilidad y uso de recursos lo más eficiente posible.


La segunda propuesta, específicamente en relación a la estación cabecera de la línea H Hospitales y a fin de brindar una solución sostenible a los miles de usuarios que utilizan el subte en complemento con un vehículo privado, o desisten de utilizar la bicicleta por carecer de una guardería segura; el Parque Uriburu cuenta con un obrador en estado ocioso que serviría de base para la creación de un centro de estacionamiento y demás necesidades para los y las usuarias que hoy utilizan el subte, y donde podrían dejar de manera segura y resguardada sus bicicletas, monopatines y vehículos automotores, y utilizar baños, servicios, etc., y generar nuevos puestos de trabajo.


Imagen satelital del Parque Uriburu y el espacio amplio apto para la creación de un estacionamiento de varios niveles y vehículos.


Como podrán observar en la siguiente imagen, las ciudades pioneras en materia de movilidad sostenible y con un plan concreto, poseen estacionamientos seguros para las bicicletas y vehículos privados en cada estación de tren o subte, incentivando así el uso del transporte público, la intermodalidad y desistir del uso del vehículo privado en las ciudades.



Imagen propia de la estación central de Ámsterdam.


Imagen de estacionamiento modular vertical en China.


[1] https://www.argentina.gob.ar/noticias/parques-nacionales-en-la-emergencia-sanitaria [2] https://www.lapoliticaonline.com/ciudad/bullrich-y-ritondo-amenazan-con-frenarle-el-presupuesto-a-larreta-por-los-gastos-en-publicidad/ [3] https://observatoriociudad.org/la-pauta-no-para/ [4] https://www.clarin.com/ciudades/20-estaciones-subte-tiempo-paso-factura-renovadas_0_LcjVM3NnWJ.amp.html [5] https://www.tiempoar.com.ar/informacion-general/menos-rodados-y-ganancias-millonarias-el-negocio-de-la-privatizacion-de-las-ecobicis-en-caba/ [6] https://www.pagina12.com.ar/369671-metrovias-seguira-a-cargo-del-subte-otros-12-anos


24 visualizaciones0 comentarios