top of page
Buscar

La reacción avanza: Elecciones en la Unión Europea


Por Juan Pablo Demaría Aguilar *


Previo a este nuevo viaje del presidente Milei por Europa, se realizaron las elecciones parlamentarias de la Unión Europea. El avance de los sectores reaccionarios fue importante no porque hayan sido los grandes victoriosos. Obtuvieron más bancas y eso los posiciona políticamente fuertes en un escenario regional y mundial en pleno cambio. No es novedad que la ola global reaccionaria siga avanzando. Lo viene haciendo desde hace años. Acontecimientos recientes como el accionar de fuerzas políticas dentro y fuera de Europa son botones de muestra de ello. En los “históricos grandes países” como Francia, Alemania, España e Italia el avance reaccionario demuestra que desde el juego político con la retórica y más allá de ella llegando al electorado, tanto a los propios como más allá de estos los llamados independientes, indecisos, etc. han logrado avanzar.

Según la información disponible en https://results.elections.europa.eu/es/ los resultados provisionales de 720 escaños, 39 son para The Left -Grupo de la Izquierda en el Parlamento Europeo - GUE/NGL. 135 para S&D -Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo-. 53 para Verdes/ALE -Grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea-. 79 para Renew Europe -Grupo Renew Europe-. 189 para PPE -Grupo del Partido Popular Europeo -Demócrata-Cristianos-. 76 para CRE -Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos-. 58 para ID -Grupo Identidad y Democracia-. 45 para NI -No inscritos. 46 para Otros -Nuevos diputados electos que no pertenecen a un grupo político del Parlamento saliente-.

Más de 370 millones habilitados para sufragar, 27 países miembros de la Unión Europea eligieron 720 asientos en el parlamento europeo. Los países distribuyen sus bancas según su demografía electoral. A Francia le corresponde 81, a Italia 76, a España 61, a Alemania 96. Estos son los cuatro que más europarlamentarios aportan. En Francia el partido agrupación nacional obtuvo más del 30% de votos, al menos el doble de lo obtenido por la fuerza política liderada por el presidente Emmanuel Macron. Uno de los líderes de la reacción de 28 años de edad, Jordan Bardella exigió al jefe de estado francés que llame a elecciones legislativas anticipadas. El avance de las fuerzas reaccionarias también se hizo sentir en Alemania donde la fuerza representada por el primer mandatario quedó en tercer lugar (ver infobae.com).

La formación de identidades políticas reaccionarias en Europa no es solo la resultante de un proceso electoral en el que salieron bien posicionadas. Vienen amasando una pragmática política desde discursos anclados en prácticas que hicieron mella en un electorado que, desde un punto de vista sesgado se ha derechizado, pero que en su complejidad y por qué no también simpleza encuentra respuestas a sus intereses en estas fuerzas político-electorales. Pensando en el concepto de significante vacío del que habla Ernesto Laclau el mote negativo que le asignan al populismo sigue calando hondo en grandes porciones poblacionales que no encuentran en fuerzas políticas progresistas respuestas a sus demandas.

No hay fuerza política que resista las demandas populares cuando estas crecen en número. Las identidades políticas que fueron conformándose al calor de este tiempo son emergentes sociales de intereses diversos. El conflicto es el lugar de lo político, pensando desde Chantal Mouffe y también desde Laclau. Las dirigencias políticas reaccionarias supieron capitalizar el conflicto a su favor identificándose con la gente que les dio el voto. Una agonística producto de las luchas entre las fuerzas en juego electoral no implicó el consenso, sí una disputa discursiva. En este tiempo de resurgir de identidades colectivas que renuevan el individualismo, siguiendo a la autora mencionada, es propio de una racionalidad liberal este sesgo individualista que pregona que el solo esfuerzo individual es condición del progreso de una Europa cooptada por el populismo y la corrupción.

No es de interés de quien escribe este texto suscribir a las ideas de la autora y el autor mencionados. Las ideas que se mencionaban son útiles para pensar el reciente acontecimiento electoral europeo. Conceptos como antagonismo y agonismo, donde el primero refiere a lucha de fuerzas que al enfrentarse cada una ve a la otra como enemiga. Ello no implica que tengan que exterminarse una a la otra o una a otra, sino que el despliegue de potencialidades a la hora de los enfrentamientos hará que una triunfe sobre la otra y se imponga políticamente con sus intereses. En cambio, el agonismo o agonística del que habla Mouffe ve a las fuerzas políticas en combate como adversarios. Los contendientes entran al agón político desde la adversidad que atraviesa sus posturas. Adversarios unos contra otros en un juego político agonista.

La contienda electoral europea dio como resultado el avance de fuerzas políticas reaccionarias que en “los históricos países” son opositoras a los oficialismos gobernantes. Le marcaron la cancha ganando bancas como era de esperarse. Reflexionar sobre este acontecimiento reciente no debería comenzar por el asombro ni por el espanto, sino por la falta de ambos. Una mezcla de indiferencia, apatía, el “ya nada me sorprende” tragicómico. Nunca es tan así. Para quienes padecen las políticas anti migración, anti refugiados, anti diversidad sexual y demás antis por los gobiernos y por las fuerzas opositoras que han avanzado ganando bancas, la mezcla de sentimientos de espanto entre otros no es algo raro. Esto también viene con el cambio de época. Haciendo uso de una maldición china, nos están tocando vivir tiempos interesantes.

 

El aleteo de una mariposa se hace sentir en Argentina   

 

Los fondos de inversión huelen a eufemismo para no decir fondos buitres. La justicia inglesa en segunda instancia le ganó a la Argentina el juicio de mil quinientos millones de dólares por la manipulación del PBI durante la administración de Cristina Fernández de Kirchner por el desmanejo del INDEC. Tenemos aquí otro caso de avance reaccionario, nuevamente contra la Argentina. “Qué casualidad”. No es la primera vez. En la última etapa del segundo gobierno de CFK el juez de New York apellidado Griesa falló en contra del gobierno en lo atinente a pago de deuda de manera soberana. La mayor parte de los acreedores (más del 90%) que se habían acogido al pago de deuda propuesto por el Estado argentino fue desplazado por el poder de una minoría muy pudiente que logró imponer sus intereses en el escenario transnacional exigiéndole al Estado argentino se le pague según sus designios. Un caso se relaciona con otro. Las semejanzas entre uno y otro pesa tanto o más que sus diferencias.

Los acontecimientos de los que se habla en este escrito tienen que ver uno con otro. Una mariposa aletea en Europa y luego repercute en Argentina, país perteneciente a la región latinoamericana caribeña. El común denominador en ello es el avance reaccionario a nivel internacional o, para afinar la terminología, interregional. Si el trascurrir de acontecimientos sigue así más aleteos de mariposas se harán sentir y repercutirán en otras regiones del mundo. Por qué no.  

* Profesor en Filosofía (Universidad Nacional del Nordeste). Magíster en Relaciones Internacionales (FLACSO).

12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page