Buscar
  • CEDI

Consensos y contradicciones durante el aislamiento social preventivo y obligatorio

Informe de junio 2020


POR EIDOS

Análisis y Consultoría

de Opinión Pública



El aislamiento social preventivo y obligatorio (cuarentena), dictado por el gobierno nacional el día 19 de marzo debido a la pandemia de Covid 19, abre una serie de interrogantes sobre su impacto en la vida cotidiana de nuestra sociedad.

Desde Eidos entendemos que cobra una vital importancia poder explorar acerca de los sentimientos que esta situación atípica genera, por lo que llevamos adelante una investigación exploratoria, a partir de muestras no probabilísticas, a fin de poder observar alguna característica emocional particular en la población que requiera una investigación más profunda, como así también otros cambios en nuestra vida cotidiana causados por este fenómeno mundial. Dado que dicho contexto puede traer aparejado muchos cambios en la vida privada, en la vida social, y en la opinión pública creemos fundamental la producción de conocimiento sobre cómo atravesamos como sociedad todos esos cambios. Este breve informe es el resultado de la sistematización de dos estudios realizados durante el mes de abril.

Lo primero que hay que señalar es el alto nivel de aprobación que tiene el manejo de la pandemia por parte del gobierno nacional, que es cercana al 83% de los encuestados.

Sobre Emociones y Pandemia

En ambos estudios interrogamos acerca de cuál fue el sentimiento que se vivenció con mayor intensidad. En este contexto social, donde hay un elevado clima de incertidumbre, no sorprende que la preocupación sea la principal respuesta elegida, superando el 40% en ambos estudios. La segunda respuesta que surge es el hartazgo, sentimiento que gano terreno de una encueta a otra ya que paso de ser el 19% al 21%.

Sin embargo, esta experiencia negativa en el plano de la vivencia individual no presenta un correlato directo con su percepción sobre el gobierno, ya que, como señalamos al principio, tiene un alto nivel de aprobación en cuanto al manejo de la pandemia.

Esta situación de experimentar positivamente las políticas llevadas adelante para paliar la crisis mientras que en el plano individual se vivencian emociones con una fuerte carga negativa nos habla de una primera paradoja que atraviesa el consenso que sustenta el gobierno en lo referido al manejo de esta situación excepcional.

La paradoja es que la gente vivencia positivamente una situación que en el plano individual le genera sentimientos negativos. Los y las argentinas estamos atravesando una dualidad emocional. La aprobación que generan las políticas llevadas adelante por el estado nacional es innegable. Este y muchos otros estudios lo demuestran. Pero también es innegable la contradicción que genera en la ciudadanía. El consenso que tiene el gobierno muestra en el plano emocional individual una situación más que compleja. No es un consenso homogéneo ni sin fisuras. Lejos de ello, es un consenso que se enmarca en la dualidad emocional que mencionamos más arriba. Esta es la primera situación para tener en cuenta para pensar la “nueva normalidad” que propone el gobierno o la salida de la cuarentena.

Sobre Salud y Economía

Efectivamente, el alto nivel de aprobación que sustenta la administración nacional debe enmarcarse, también, en el posicionamiento sobre el eje de la salud que hizo el Presidente. A partir de la construcción de una escala actitudinal elaboramos diferentes perfiles de ciudadanos, en post de observar la toma de posición de la población frente a la continuidad de la cuarentena. El perfil ciudadano que prioriza la continuidad de la cuarentena por sobre la apertura económica asciende al 61%. Pero el comportamiento de este sector tampoco es homogéneo, ya que este porcentaje surge de los que quieren una cuarentena estricta (34,3%) y quienes quieren una cuarentena solo para grupos de riesgo (27,1%). Vale aclarar que en ninguno de estos casos se está de acuerdo en priorizar la apertura de la economía. El perfil ciudadano pro economía es muy minoritario y alcanza tan solo al 9,4% de los encuestados. Pero existe un perfil ciudadano que nos muestra una segunda paradoja sobre la que se cimienta la aprobación de las medidas del gobierno nacional, y es el perfil que está de acuerdo o muy de acuerdo con la cuarentena solo para los grupos de riesgo y que a la vez está de acuerdo o muy de acuerdo con la apertura económica. Este perfil tiene mayor presencia en aquellos y aquellas que trabajan en el sector autónomo (29,8%), en el sector informal (48,1%) y los y las desempleadas (50%).

Así las cosas, observamos nuevamente que el consenso sobre el posicionamiento en el eje de la salud por parte del Presidente no está exento de contradicciones en la opinión pública.

Hacia la Nueva Normalidad

La cuarentena inexorablemente terminará algún día y el ejecutivo nacional tendrá que hacer frente a la búsqueda por sostener los altos niveles de aprobación con los que cuenta en estos días. A partir de nuestros estudios encontramos algunas de las contradicciones o dualidades que anidan en la opinión pública y a las que el ejecutivo nacional deberá dar respuesta o buscar resolver en post de mantener un alto nivel de aprobación.

La nueva normalidad que se avecina no estará exenta de las dificultades estructurales que atraviesan la economía nacional, y mucho menos de las dificultades que dejará el aislamiento social preventivo y obligatorio. Dependerá de políticas audaces, y de disputar con sectores concentrados de la economía, lograr que las secuelas económicas y sociales de la cuarentena no impliquen un revés en la opinión pública para el gobierno.

43 visualizaciones0 comentarios