Buscar

Billetera Virtual

Lo que la pandemia nos dejó


POR Lisandro Firpo




Comenzaba la pandemia en nuestro país y desde el CEDI ya vislumbrábamos una de las problemáticas que afectaría a nuestro país. Como bien mencionábamos en la nota publicada en dos partes, “El Covid-19 y el dinero en efectivo”[i], la situación planteada por la cuarentena obligatoria representaba ciertos inconvenientes pero también oportunidades para sociedades modernas como la nuestra. Dicha problemática se inscribe en relación al uso del dinero en efectivo y las pautas de comportamiento al respecto, a la falta de inclusión financiera y a la propagación del virus Covid-19 en nuestro país.

Es en ese marco que desde el CEDI impulsábamos allí por el mes de abril la implementación de medios de pago electrónicos que permitan reducir el uso del efectivo beneficiando a ciudadanos, comercios y al Estado. Ocho meses después podemos decir que tanto el Banco Central como un conjunto de bancos privados y públicos “parieron” dos herramientas que buscan lograr lo que mencionábamos en nuestras notas. MODO y Transferencias 3.0 son los nombres de estas “criaturas”, las cuales poseen como sus principales objetivos lograr la inclusión financiera y reducir el uso del dinero en efectivo. Enhorabuena.


BCRA: autoridad monetaria


Partamos de uno de los principales objetivos del BCRA: “Fomentar la inclusión financiera y lograr que todas las personas y empresas accedan y hagan uso de los servicios y productos financieros para realizar pagos, ahorrar o demandar un crédito, a un costo razonable y de manera segura para el consumidor y sostenible para los proveedores. De esta forma también contribuye con su finalidad de promover el desarrollo económico con equidad social que establece el artículo 3° de su Carta Orgánica”. Pero, como lo adelantáramos en nuestra nota del 3 de abril, existen numerosos inconvenientes y restricciones que han llevado a que la Argentina sea uno de los países con mayor índice de uso de efectivo en el mundo, lo que explica que el BCRA no haya podido cumplir con dicho objetivo.

Nos encontramos ahora con el lanzamiento de Pago con Transferencias 3.0. ¿De qué se trata? A grandes rasgos, y basándose en lo expresado por el BCRA[ii], esta herramienta es una interfaz estandarizada de pagos con arquitectura abierta, lo que permite que sea usado tanto por cuentas bancarias como por billeteras virtuales. Esto significa que se logrará pagar por un servicio o un bien sin utilizar efectivo. Solo se necesita un teléfono inteligente (en Argentina hay alrededor de 40 millones) y una cuenta bancaria o billetera digital. Acercamos nuestro dispositivo al código QR y listo, el pago es inmediato, fácil, rápido, seguro y gratis. Uno de los puntos en los cuales nos habíamos detenido ya en abril era el tema de los altos costos que las fintech y actores como Mercado libre imponen sobre los comerciantes que utilizan sus medios de pago digital. La nueva herramienta del BCRA tiene menos costos para los comercios: estos reciben la acreditación al instante y presentan beneficios para comercios de barrio y Pymes; a su vez, el BCRA buscará que organismos nacionales y provinciales no efectúen retenciones sobre esta modalidad de pago.


La propuesta de los Bancos


El 2 de diciembre, un conjunto de 30 bancos públicos y privados presentaron al Presidente Alberto Fernández la plataforma digital MODO, proyecto que busca simplificar pagos y transferencias mediante una aplicación. Su objetivo principal, según aducen estos empresarios, es competir con Mercado Libre y facilitar compras con el simple uso de dispositivos móviles. Es una respuesta desde el corazón del sistema financiero a una necesidad histórica de nuestro país: dotar a comerciantes y consumidores de herramientas seguras y rápidas de pago digital, evitando así el uso del dinero en efectivo y todo lo que conlleva su manejo. Dos cuestiones a mencionar, entonces: primero, la billetera virtual MODO no representa un beneficio para los comercios ya que, como expresa en su web, se cobran las comisiones y costos similares que empresas como Prisma ya les generan (que son altísimos, según hemos demostrado en nuestra anterior nota, y emplean métodos monopólicos)[iii]. En segundo lugar, de todos los grandes actores que son parte del proyecto: Santanter, Macro, Galicia, BBVA, Nación, Ciudad, HSBC, Itaú, Supervielle, Credicoop, Hipotecario, ICBC, Piano, Banco de Córdoba, Patagonia, Comafi, Corrientes, Mariva, Bica, Dino, Banco del Sol, Roela, BST, Santa Fe, Santa Cruz, San Juan y Entre Ríos, el gran ausente es el Banco Provincia de Buenos Aires. Algo lamentable, dado que se trata del banco que actuó con mayor rapidez frente a la necesidad de dotar a la ciudadanía de una herramienta de pago digital en el marco de la pandemia. Su billetera virtual “Cuenta DNI” ya posee 2.4 millones de usuarios, y representaría un gran número en términos de universalización del sistema de pagos recientemente lanzado.


Nuestra opinión


Desde el CEDI celebramos estas nuevas políticas que van en línea con nuestra propuesta. Es necesario avanzar hacia la reducción del uso del efectivo en nuestro país y dotar a la ciudadanía hoy excluida del sistema financiero de mayores herramientas financieras accesibles, gratuitas, y seguras. Otro tema central que debemos destacamos es la formalización de nuestra economía, representando estas herramientas una clara estrategia para reducir esta brecha y, dato no menor, la evasión fiscal.



Fuente de la imagen: BAE Negocios

[i] https://www.cedesarrollointegral.com/post/el-covid-19-y-el-dinero-en-efectivo y https://www.cedesarrollointegral.com/post/el-covid-19-y-el-dinero-en-efectivo-parte-2. [ii] https://www.bcra.gob.ar/Noticias/transferencias-3-0-pagos-con-transferencia.asp. [iii] https://modo.com.ar/comercios.

84 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo